sábado, 28 de diciembre de 2013

Se acaba el 2013

El año llega a su fin y es hora de hacer balance. Ha habido de todo un poco, unos primeros meses muy revueltos y para olvidar, y luego muchas, muchas buenas noticias. Me llevo conmigo un montón de buenas experiencias: participar en varias antologías, entre ellas Catorce Lunas, Érase una veZ o 150 Rosas, firmar en la Feria del Libro de Madrid, conocer en persona a algunos lectores y compañeros escritores, y publicar Antes de que digas adiós con Ediciones Kiwi.




Tengo varias entradas por escribir, entre ellas un nuevo resumen de las reseñas que han salido de la novela. Pero me alegra decir que estoy muy contenta con la gran acogida que ha tenido la novela. Las reseñas han sido muchas y muy positivas. Y a través de las redes sociales, sobre todo de Facebook que es por donde me podéis encontrar más a menudo, me han llegado muchos mensajes de lectores comentando cuanto les ha gustado la historia de Ari y Lucas. 

De este año me llevo sobre todo eso, el cariño de la gente a la que he conocido: bloggers, lectores, escritores... Publicar ha sido una experiencia maravillosa, pero conocer a tanta gente, compartir ratos de charla sobre libros u otros temas, y sentirme tan arropada, eso ha sido increíble.

Pero ayer, a pocos días de que 2013 finalice, Ediciones Kiwi anunciaba una noticia que yo llevo meses esperando daros: la publicación el 5 de Febrero de La Portadora de Almas, mi nueva novela, que saldrá tanto en papel como en ebook. Esta historia es muy especial para mí, así que espero que os guste. Es una novela juvenil paranormal con una historia preciosa, cargada de intriga, amistad y amor. Os dejo la portada y la sinopsis para que podáis echarle un vistazo.


"Casandra no es una chica normal. Desde su infancia ha vivido torturada por su don. No solo es capaz de ver las almas que han quedado atrapadas en su mundo, sino que además tiene la capacidad de guiarlas a través del túnel que conduce al más allá.
La aparición de Gabriel, un chico desconocido que parece conocer su secreto, la situará en medio de una vieja lucha que lleva siglos desarrollándose.
Mientras Casandra descubre quién es realmente Gabriel y la irracional atracción que siente por él se transforma en algo más profundo, tendrá que lidiar no solo con los fantasmas que la acosan, sino con aquellos que ansían hacer uso de su poder.
¿Y si todo lo que pudieras hacer para salvar a la persona que amas, fuera condenar tu alma?"


Así que solo puedo pedirle al 2014 que sea la mitad de bueno de lo que ha sido el 2013, y que me permita seguir compartiéndolo con todos vosotros.

Os deseo lo mejor para el año que está por comenzar, y que vuestros sueños se cumplan. ¡Felices fiestas a todos!