No todo ha sido malo en el 2020

Este año ha sido un año duro; un año de incertidumbre, de dolor, de pérdida... Ha sido el año de los abrazos en la distancia, de las videollamadas para poder ver el rostro de nuestro seres queridos, del cargar con la mascarilla a todos lados y volver mil veces atrás porque se nos ha olvidado.

Yo me siento afortunada, porque, por suerte, los míos están bien (y cruzo los dedos para que siga siendo así), pero soy muy consciente de que hay un montón de gente que ha perdido mucho. 2020 será ese año para olvidar, el que todos queremos que acabe de una vez.

Pero yo no quiero quedarme con lo malo. Creedme, no es que yo sea la persona más optimista del mundo (a veces, soy más de verlo todo negro y ponerme en lo peor). Estamos en diciembre, esto se acaba, así que me gustaría extraer todo lo bueno que me ha dejado este año y brindároslo, porque, dejadme que os diga, vosotros sois una parte muy grande de mis logros este año. Sois los que estáis ahí, los que compráis mis libros, los que disfrutáis de mis historias, los que me apoyáis para que yo siga soñando.

Así que... ¡allá vamos!

En febrero, llegó Solo tres citas... y una mentira con Nadia, esa madrileña friki dispuesta a demostrar que nadie necesita a otra persona a su lado para sentirse completa; dispuesta a luchar contra Zeus y todo aquel que se le pusiera por delante. Como sabéis, fue mi primera publicación con Titania (Ediciones Urano), y a la pobre chica le pilló por medio una pandemia mundial tan solo un mes después de haber aterrizado en las librerías. Incluso así, aunque el mundo se detuvo, Nadia llegó a muchas casas y conquistó a muchos lectores. Gracias por eso, por estar a mi lado en momentos tan duros.


Trabajar con Titania ha sido todo un placer, y hace unos días que anuncié que repetiré el año que viene con ellos. El proyecto amigos, del que ya os he hablado un poco, llevará por título Cada estrella de mi cielo. Es una historia dulce pero dura. Una historia que te desgarra y te rompe, pero que luego te recompone el corazón pedazo a pedazo. Es muy muy especial para mí, y ojalá que Aiden y Madison consigan emocionaros. En cuanto tenga portada y la fecha definitiva de publicación, os lo haré saber. Pero, como digo, saldrá con Titania en su sello Fresh.


Este mismo año, llegó por fin también Solo una primavera (la cuarta y última entrega de la serie Una estación contigo) a las librerías, con un poco de retraso debido a las circunstancias. No sabéis lo que significa para mí tener los cuatros libros juntos y poner punto final a esta serie. Los Donaldson se han convertido en una familia muy especial. Poco podía yo imaginarlo cuando escribí Más que un verano, pero la verdad es que me costó mucho despedirme de ellos tras cuatro años de trabajo. Ojalá pueda en algún momento regresar con ellos a Lostlake y ver qué tal les van las cosas.

Y luego, hace tan solo una semana, le tocó el turno a Blake. No te enamores de Blake Anderson ha sido toda una sorpresa para mí. Empecé a escribir esta historia después del confinamiento porque necesitaba algo muy fresco pero potente, un proyecto que me sacara de esa extraña incertidumbre en la que me había sumido en los meses anteriores. Porque ya os digo que apenas si pude escribir nada en los meses en los que tuvimos que permanecer aislados en casa. La situación era tan rara, y tan surrealista, que la inspiración simplemente se esfumó. Pero llegó Blake y... bueno, arrasó con todo.

¿Qué puedo decir? ¡¡Habéis superado todas mis expectativas con respecto a esta novela!! En tan solo una semana, Blake cuenta ya con más de ¡¡¡1500 lecturas!!! Lo habéis lanzado a los primeros puestos del ranking de Amazon, donde tras una semana continúa muy bien situado. Así que no sé muy bien qué deciros salvo ¡¡gracias!! ¡¡Soy los mejores!! Cada día me llegan nuevas opiniones y sé que estáis deseando saber cuándo se publicará el siguiente libro de la serie, el del hermano de Blake: Travis Anderson. Espero daros buenas noticias pronto, pero id preparándoos porque Travis es mucho Travis...

Estad atentos, porque ya hay portada y prometo que no os haré sufrir mucho y os la enseñaré pronto.

Además de estas tres historias, he estado trabajando mucho en los dos proyectos que ya conocéis: el Proyecto Magia, que ya está casi terminado, y que es un urbanfantasy new adult, y el Proyecto W, que pertenece al género de la fantasía y también se podría encuadrar en new adult. Ambos son proyecto muy ambiciosos, por lo que requieren de tiempo. Pero espero daros alguna alegría al respecto pronto.

Así que, después de todo, creo que no puedo quejarme. Y planeo encarar el 2021 con muchas ganas y fuerza para poder ofreceros muchas historias. Esa es la única manera que conozco de, al menos, tratar de suavizar esta situación tan extraña que nos ha tocado vivir. Ojalá os ayuden un poquitín al menos a desconectar y soñar durante un rato.

No quiero acabar sin volver a daros las gracias. ¡¡Gracias, gracias y mil veces gracias!! En 2021, más y mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

De relaciones tóxicas y novelas románticas

Sorteo para blogs

Serie "Una estación contigo"